Israel ha lanzado una campaña para conseguir la repatriación de unos 4,500 científicos y expertos en alta tecnología, en un intento de frenar la progresiva fuga de cerebros de las últimas dos décadas y de potenciar su desarrollo económico.
La iniciativa, obra de dos empresarios que cuentan con el apoyo del Ministerio de Educación y de la Comisión de Estudios Universitarios e Investigación, prevé todo tipo de bonificaciones, entre ellas dos millones de shékels (unos 500 mil dólares) para proyectos de investigación, informó el diario Yediot Ajaronot.
El proyecto comenzó hace unos meses con la elaboración de una base de datos que acaba de completarse y que incluye una distribución geográfica de los países de destino de los principales científicos y sus datos personales para contactarlos.
Según el estudio, 3,348 de estos cerebros trabajan en Estados Unidos, 340 en Inglaterra y 131 en Australia. En España figuran 16.
Miles de científicos y expertos en alta tecnología han abandonado Israel debido, más que nada, a ofertas laborales de un valor económico difícil de alcanzar en el plano local.
El Gobierno quiere revertir el proceso a raíz de las proyecciones negativas que se han hecho sobre el potencial de desarrollo científico para las próximas décadas.
Otro de los ejes centrales de la iniciativa es la creación de 30 “centros de excelencia” que ofrecerán trabajo a unos 300 investigadores en instituciones universitarias.
“Cada científico que regrese será insertado en una de las universidades y recibirá un presupuesto de investigación de los más grandes que se han concedido nunca en Israel”, afirma al diario el economista Manuel Trajtenberg, profesor de la Universidad de Tel Aviv de origen argentino y que participa en la campaña.
Según algunos cálculos, cada uno de estos expertos en el campo de la medicina, biotecnología o farmacología que regresa devuelve al país una inversión de alrededor de 3 millones de shékels (unos 800 mil dólares) que el Estado destinó en su día a su formación, y potenciará la productividad con la creación de nuevas empresas.

Fuente: EFE y Aurora Digital

Anuncios