Israel cortá suministro de armas a Hamás vía Sudán

Deja un comentario

La Fuerza Aérea de Israel atacó dos caravanas, que trasladaban armas para la Franja de Gaza este mes, según reportes que han salido a la luz recientemente.

El periódico sudanés al Intibaha afirma que en el primer ataque, llevado a cabo el 15 de diciembre, aeronaves de la Fuerza Aérea de Israel presuntamente abrieron fuego contra dos automóviles todoterreno Land Cruiser, matando a cuatro pasajeros.

El segundo ataque habría sido llevado a cabo el 18 de diciembre. Un vehículo fue atacado y todos sus tripulantes murieron.

De acuerdo con el rotativo, dos helicópteros israelíes Apache fueron vistos aterrizar cerca de un radar de una estación de radar de Sudán del Sur, y también un submarino israelí también fue visto en la zona.

Sin embargo, el ejército de Sudán
rechazó los informes. El coronel Al Swami Saad afirmó que ningún ataque fue detectado por el sistema de radares del país africano.
En abril, un vehículo fue objeto de un ataque en Sudán. En el ataque murieron un ciudadano sudanés y un extremista islámico, que proveía armas a Hamás, según la red Al Arabiya.

Medios extranjeros dijeron que entre enero y febrero de 2009, la Fuerza Aérea de Israel atacó dos veces objetivos en Sudán, una información que no fue confirmada ni desmentida por Jerusalén. En uno de los sucesos, una caravana de camiones que llevaba armas destinadas a la Franja de Gaza, fue atacada, y 119 personas murieron. En el segundo incidente, un barco fue bombardeado desde el aire.

Al mismo tiempo, se publicaron reportes sobre operaciones del comando marino en los puertos de Sudán para desarticular el contrabando de armas desde Irán hacia Gaza.

Israel, Sudán y yo

Deja un comentario

Simón Deng, un ex-esclavo del sur de Sudán que de niño fue llevado por un vecino al norte de Sudán, en donde reina el islamismo, dio este apasionado discurso en la Durban Watch Conference en Nueva York.

Quiero agradecer a los organizadores de esta conferencia, Los Peligros de la Intolerancia Global. Es un gran honor y un privilegio para mí estar entre los distinguidos oradores de hoy.
Vine aquí como amigo del Estado de Israel y del pueblo judío. Vine a manifestarme en contra de esta Conferencia de Durban, que está basada en un conjunto de mentiras. Está organizada por las mismísimas naciones que son culpables de los peores tipos de opresión.
No ayudará a las víctimas del racismo. Sólo se concentrará y aislará al Estado judío. Es una herramienta de los enemigos de Israel. La ONU misma se ha convertido en una herramienta en contra de Israel. Por más de 50 años, el 82 por ciento de las reuniones de emergencia de la Asamblea General de la ONU han sido para condenar a un solo Estado: Israel. Nada hubiese puesto a Hitler más feliz.
La Conferencia de Durban es una atrocidad. Todas las personas decentes lo saben.
Pero amigos, vengo hoy aquí con una idea radical. Vengo a decirles que hay pueblos que sufren por el anti-israelismo de la ONU incluso más que los propios israelíes. Yo pertenezco a uno de esos pueblos.
Por favor escúchenme.
Al exagerar el sufrimiento palestino, y culpar a los judíos por él, La ONU ha silenciado el llanto de quienes sufren a una escala mayor.
Por más de 50 años, la población indígena de raza negra de Sudán, cristianos y musulmanes por igual, han sido víctima de los brutales y racistas regímenes musulmanes en Jartum.
En el sur de Sudán, mi tierra natal, cerca de 4 millones de hombres, mujeres y niños inocentes fueron masacrados entre 1955 y 2005. Siete millones fueron objeto de una limpieza étnica y se convirtieron en el grupo de refugiados más grande desde la Segunda Guerra Mundial.
La ONU está preocupada por los denominados refugiados palestinos. Dedicaron una agencia separada para ellos, y son tratados con un privilegio especial.
Mientras tanto mi pueblo, que es objeto de una limpieza étnica y está siendo asesinado y esclavizado, es relativamente ignorado. La ONU se niega a decirle al mundo la verdad sobre las causas reales de los conflictos en Sudán. ¿Quién sabe realmente lo que está ocurriendo en Darfur? No es simplemente un “conflicto tribal”.
La raíz de este conflicto es colonialismo árabe, bien conocido en el norte de África. En Darfur, una región del oeste de Sudán, son todos musulmanes. Todos son musulmanes porque los árabes invadieron el norte de África y convirtieron al pueblo indígena al islam. Para los islamistas de Jartum, los nativos de Darfur no son lo suficientemente musulmanes. Pero ellos no quieren ser arabizados. Ellos aman sus lenguajes, sus vestimentas y sus costumbres africanas. ¡La respuesta árabe es el genocidio! Pero en la ONU nadie dice la verdad sobre Darfur.
En las montañas de Nubia, otra región de Sudán, están matando gente ahora mismo, mientras estoy hablando. El régimen islamista en Jartum apunta a los africanos de raza negra (musulmanes y cristianos). En la ONU nadie ha dicho la verdad sobre las montañas de Nubia.
¿Han oído a la ONU condenar el racismo árabe en contra de los africanos de raza negra?
Lo que encuentras en las páginas del New York Times, o en el registro de las condenas de la ONU, son “crímenes israelíes” y sufrimiento palestino. Mi pueblo ha sido desplazado de la primera página por las exageraciones sobre el sufrimiento palestino. Occidente considera que lo que hace Israel es un pecado. Pero la verdad es que el pecado real ocurre cuando el occidente nos abandona a nosotros: las víctimas del apartheid árabe-islámico.
En Sudán, la esclavitud fue practicada por siglos. Fue revivida como un arma de guerra a principio de la década del 90. Jartum declaró la jihad en contra de mi pueblo, y esto legitimó la toma de esclavos como botín de guerra. Las milicias árabes fueron enviadas para destruir las aldeas del sur, y fueron alentadas a tomar mujeres y niños africanos como esclavos. Creemos que unas 200.000 personas fueron secuestradas, traídas al norte y vendidas como esclavos.
Yo soy una prueba viviente de este crimen en contra de la humanidad.
No me gusta hablar sobre mi experiencia como esclavo, pero lo hago porque es importante que el mundo sepa que la esclavitud aún existe.
Tenía sólo nueve años cuando un vecino árabe llamado Abdulah me engañó para que yo lo siguiera hasta un bote. El bote terminó en el norte de Sudán, en donde me ofreció como obsequio para su familia. Fui su esclavo durante tres años y medio, viviendo lo que ningún niño debería vivir: palizas brutales y humillaciones; trabajar día y noche; dormir en el piso con los animales; comer las sobras de la familia. Durante esos tres años no podía decir no. Todo lo que podía decir era sí, sí, sí.
La ONU sabía sobre la esclavitud en el sur de Sudán a manos de los árabes. Su propio personal lo reportó. A la UNICEF, bajo presión del Grupo Americano en Contra de la Esclavitud (que es liderado por judíos), le llevó 16 años reconocer lo que estaba ocurriendo. Quiero agradecerle públicamente a mi amigo, el Dr. Charles Jacob, por liderar la lucha en contra de la esclavitud.
Pero el gobierno de Sudán y la Liga Árabe presionaron a la UNICEF, y la UNICEF retrocedió y comenzó a criticar a los que trabajaban para liberar esclavos sudaneses. En 1998, el Dr. Gaspar Biro, el valiente reportero especial de la ONU sobre los Derechos Humanos en Sudán, que informaba sobre la esclavitud, renunció como protesta ante las acciones de la ONU.
Amigos míos, hoy, decenas de miles de sudaneses de raza negra del sur siguen sirviendo a sus amos en el norte, y la ONU no dice nada. Ofendería a la Organización de Países Islámicos y a la Liga Árabe.
Como ex-esclavo, y víctima de la peor clase de racismo, permítanme explicar porqué pienso que decir que Israel es un estado racista es absolutamente absurdo e inmoral.
He ido cinco veces a Israel, a visitar a los refugiados sudaneses. Déjenme contarles cómo fue que ellos terminaron allí. Son sudaneses que huyeron del racismo árabe, esperando encontrar refugio en Egipto. Se equivocaron. Cuando las fuerzas de seguridad egipcias asesinaron a 26 refugiados que estaban protestando contra el racismo egipcio en El Cairo, los sudaneses se dieron cuenta que el racismo árabe en Jartum y en el Cairo era lo mismo. Necesitaban refugio, y lo encontraron en Israel. Esquivando las balas de las patrullas egipcias de la frontera, y caminando distancias muy largas, la única esperanza de los refugiados era llegar al lado israelí, donde sabían que estarían a salvo.
Musulmanes negros de Darfur eligieron Israel por sobre todos los otros estados árabes-musulmanes del área. ¡¿Saben lo que eso significa?! ¡¿Y los árabes dicen que Israel es racista?!
En Israel, los sudaneses de raza negra, tanto cristianos como musulmanes, fueron bienvenidos y tratados como seres humanos. Vayan ustedes mismos y pregúntenles, así como lo he hecho yo. Me dijeron que, comparado con la situación en Egipto, Israel es el “paraíso”.
¿Es Israel un estado racista? Para mi pueblo, el pueblo que sabe de racismo, la respuesta es: ¡absolutamente no! Israel es un estado de gente que tiene los colores del arcoíris. Los mismos judíos son de todos los colores, incluso negros. Encontré judíos etíopes en Israel. Hermosos judíos negros.
Entonces, sí… vine hoy aquí para decirles que el pueblo que más sufre por la política anti-israelí de la ONU no es el pueblo judío, sino todas las minorías que la ONU ignora para exponer su gran mentira en contra de Israel: nosotros, las víctimas del abuso árabe musulmán: mujeres, minorías étnicas, minorías religiosas, homosexuales, en el mundo árabe musulmán. Esas son las peores víctimas del odio de la ONU en contra de Israel.
Mira la situación de los coptos en Egipto; de los cristianos en Iraq, Nigeria, Irán, los hindúes y los baháis que sufren la opresión islámica. Los sikhs. Nosotros -una colorida coalición de diferentes grupos de víctimas que nos hemos transformado en el blanco de la Jihad- todos sufrimos. Somos ignorados, somos abandonados. Y todo para que la gran mentira en contra de los judíos pueda continuar.
En el 2005, visité uno de los campos de refugiados en el sur de Sudán. Conocí a una nena de 12 años que me contó su sueño. En su sueño, ella quería ir a la escuela y ser doctora, y luego, quería visitar Israel. Me quedé pasmado. ¿Cómo esta niña refugiada, que pasó la mayor parte de su vida en el norte, sabe sobre Israel? Cuando le pregunté por qué quería visitar Israel, dijo: “Ellos son nuestro pueblo”. Nunca antes pude encontrar una respuesta a mi pregunta.
El 9 de enero de 2011, el sur de Sudán se convirtió en un Estado independiente. Para los sudaneses del sur eso significa la continuación de la opresión, la crueldad, la demonización, la islamización, la arabización y la esclavitud.
Del mismo modo, los árabes continúan negándole a los judíos el derecho a la soberanía sobre su tierra patria, y la Conferencia Durban III continúa negando la legitimidad de Israel.
Como amigo de Israel, les traigo la noticia de que mi presidente, el presidente de la República de Sudán, Salva Kiir, declaró públicamente que la embajada de Sudán del Sur en Israel será construida – no en Tel Aviv, sino en Jerusalem, la eterna capital del pueblo judío.
También quiero asegurarles que mi propia nación recién formada, y toda su gente, se opondrán a los foros racistas como Durban III. Nos opondremos simplemente diciendo la verdad. Nuestra verdad.
Mis amigos judíos me enseñaron algo que les quiero decir ahora. AM ISRAEL JAI. ¡El pueblo de Israel vive!

Israel reconoce a Sudán del Sur como Estado independiente

Deja un comentario

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, anunció hoy, domingo, en la apertura de la reunión semanal de gabinete en Jerusalem, que “Israel reconoce a la República de Sudán del Sur”, que ayer declaró su independencia de su par del Norte.

“Ayer nació un nuevo Estado, un país que busca la paz y nos complacería cooperar con él a fin de garantizar su desarrollo y prosperidad”, agregó el jefe de gobierno, quien aseguró que “le deseamos éxito”.
Trascendió que Israel ya ha establecido contactos con las autoridades de Sudán del Sur y ha colaborado con ellas en temas relacionados con la agricultura, la economía y la seguridad.
Su presidente, Salva Kiir, no habría descartado, en octubre, el reconocimiento de Israel y el establecimiento de “buenas relaciones” bilaterales, incluyendo la apertura de una embajada del Estado judío en Juba, la capital del flamante país.
Cabe recordar que la prolongada guerra civil en Sudán generó la huida de miles de habitantes del Sur, muchos de los cuales llegaron ilegalmente a Israel.

Obama Ignora el Genocidio de Sudan

Deja un comentario

La semana pasada el Enviado Especial de los EEUU para Sudan, Scott Gration, conto al Comite de Relaciones Extranjeras del Senado que aunque el continua partidario de las “campañas internacionales” para llevar al Presidente sudanes Omar

al-Bashir ante la justicia, la administracion Obama esta tambien buscando “responsabilidad penal local propia y mecanismos de reconciliacion a la luz de las recomendaciones hechas por el panel de alto nivle de la Union Africana sobre Darfur.”
El Sr. Bashir esta acusado por la Corte Internacional en lo Criminal (ICC) por crimenes de guerra y crimenes contra la humanidad, pero el Panel de la Union Africana sobre Darfur claramente se ha alineado con Kartum. Un miembro del panel, el ex Ministro del Exterior egipcio Ahmed Al Sayed, dijo en una entrevista con un periodico egipcio, “El enjuiciamiento de un titular de estado africano ante un tribunal internacional es totalmente inaceptable. Nuestro objetivo es encontrar una salida.”
El panel de la Union Africana es liderado por el ex presidente sudafricano Thabo Mbeki, quien en 2008 descarto la acusacion de la Corte Penal Internacional, diciendo que es “la responsabilidad del estado sudanes actuar en aquellos temas.” Luego, a fines del año pasado su panel propuso una contra-iniciativa a la Corte Penal Internacional en la forma de un tribunal hibrido, con sede en Sudan con jueces tanto arabes como africanos a ser seleccionados por la Union Africana.
Pero todo esto es debatible ya que el Sr. Bashir inmediatamente rechazo la propuesta del Sr.Mbeki. Perversamente, el Sr. Gration ha arrojado ahora el apoyo del gobierno americano a un tribunal que no existe y probablemente nunca existira. Aun si alguna vez lo hizo, la “responsabilidad penal local propia” a la que el se refiere no es factible bajo las condiciones politicas prevalecientes, en tanto que cualquier tribunal con sede en Sudan sera controlado por los mismos perpetradores.
Por siete años, la gente de Darfur ha estado rogando por proteccion y por justicia. Ellos no creen que ni la paz ni la justicia puedan llegar mientras el Sr. Bashir—orquestador de su sufrimiento—continue como presidente de Sudan. Ni ellos creen que la “responsabilidad penal local propia” sea remotamente posible bajo el actual regimen.
Cuando Barack Obama fue electo presidente de los EEUU, abundaba la esperanza, incluso en los desolados campos de refugiados de Darfur. Los darfuries creian que este hijo de Africa podria entender su sufrimiento, terminar la violencia que les ha quitado tanto, y llevar al Sr. Bashir ante la justicia. Los refugiados esperaban que “Si, nosotros podemos”* estuviese destinado a ellos tambien. Ellos creyeron que el Presidente Obama traeria paz y proteccion a Darfur y no se conformaria con nada menos que verdadera justicia.
Yo he tenido en brazos nuevos bebes llamados Obama y he observado como los darfuries comenzaban a soñar nuevamente. Fatima Haroun, una viuda y madre de 24 años, me dijo que seguramente estaba cerca el dia en que los refugiados podrian abandonar la suciedad y hambre de los campos y regresar a salvo a las cenizas de sus poblados. Primero, ella dijo, ellos honrarian a sus seres amados perdidos; ellos buscarian entre las cenizas por huesos, los vestirian en ropas nuevas, y los enterrarian con respeto. Ellos juntarian madera y juncos para reconstruir sus hogares, ellos cantarian nuevas canciones y prepararian sus campos para plantar. El hambre y el terror se alejarian. Omar al-Bashir se pudriria en la carcel.

Tales esperanzas no duraron mucho.

Casi tres millones de almas estan aun esperando en campamentos miserables a lo largo de Darfur y Chad oriental. Las bombas del gobierno sudanes continuan cayendo, los asesinos y violadores continuan deambulando libres, y los refugiados no se han sentido a salvo por un largo tiempo. El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon ha expresado preocupacion por los crecientes niveles de violencia en Darfur.
En sus horas mas oscuras y a traves de perdidas muy dolorosas para sondear, el mundo ha abandonado repetidamente al pueblo de Darfur. Por mas de siete años, dos presidentes americanos han utilizado la palabra “genocidio” para describir lo que ha sucedido aqui, pero ellos han hecho poco para terminarlo.
Ya es hora que nosotros nos pongamos de pie y aceptemos nuestra obligacion moral de proteger a la gente indefensa. El pueblo americano debe presionar al Sr. Gration y a la administracion Obama para liderar una ofensiva diplomatica para convencer al mundo de aislar al Sr. Bashir como un fugitivo de la justicia, y para apoyar sinceramente al unico organismo ofreciendo al pueblo de Darfur una medida de autentica justicia: la Corte Penal Internacional.

*”Yes, we can”, “Si, nosotros podemos”: fue el lema de la campaña presidencial de Barack Hussein Obama