Tailandia: Los terroristas iraníes pretendían perpetrar asesinatos selectivos

Deja un comentario

Los explosivos hallados en poder de los supuestos terroristas iraníes, detenidos ayer en Bangkok tras la explosión de varios artefactos, estaban destinados a atentar contra la vida de personas concretas y no contra edificios o multitudes, indicó hoy el jefe del Consejo Nacional de Seguridad de Tailandia.
El secretario general del organismo de seguridad del Estado, Wichean Potephosree, precisó que el tipo de explosivos indican que “estaban dirigidos a individuos y su capacidad de destrucción no era suficiente para multitudes o grandes edificios”.
La Policía detuvo ayer a los iraníes Saeib Morabi y Mohammad Hazei en relación con la explosiones en Bangkok, mientras que un tercer sospechoso escapó tras los ataques.
Hacia el mediodía, los tres huyeron de una vivienda en el barrio de Ekkamai después de que un artefacto explotara.
Saeib Morabi, de 28 años, lanzó una granada contra un taxi por no querer llevarle y luego lanzó otra a unos agentes del orden que rebotó y le estalló destrozándole las piernas.
El supuesto terrorista fue trasladado al hospital Chulalongkorn para recibir atención médica tras las explosiones, que hirieron a otras cuatro personas, incluidos el taxista y un transeúnte de 80 años, frente a un colegio en la capital.
La Policía detuvo a un segundo sospechoso de nacionalidad iraní, Mohammad Hazei, de 42 años, en el aeropuerto de Suvarnabhumi cuando se disponía a viajar a Malasia, mientras que un tercero consiguió escapar.
La portavoz del Gobierno, Thitima Chaisaeng, declaró a los medios locales que se encontraron cuatro kilogramos de explosivo de uso militar C-4 y varios detonadores en el
apartamento que tenían alquilado los iraníes en el barrio de Ekkamai.
Las autoridades israelíes culparon del atentado al Gobierno de Teherán y a sus aliados libaneses, el grupo terrorista chií Hezbollah, a los que también responsabilizan de los ataques un día antes contra sus embajadas en India y Georgia.
“Este intento de atentado en Bangkok demuestra otra vez que Irán y sus cómplices continúan propagando el terror, esto ha sido un ejemplo”, indicó en un comunicado el ministro de Defensa, Ehud Barak.
El ministro, que se encontraba en Singapur, había estado en el mismo Bangkok el pasado domingo.
Las embajadas del Reino Unido y Estados Unidos han emitido alertas de viaje a causa del incidente.
Los ataques en Bangkok se producen un día después de los atentados cometidos contra las embajadas israelíes en las capitales de India y Georgia, en las que una diplomática israelí en Nueva Delhi resultó gravemente herida.
El pasado 13 de enero, la Policía tailandesa detuvo a un libanés de Hezbollah en relación a una amenaza de atentados y emitió una orden de arresto contra un segundo sospechoso, aún en paradero desconocido.
Tres días más tarde, se incautaron más de 4.000 kilos de fertilizante de urea y nitrato de amonio líquido en un almacén alquilado por los libaneses en las afueras de Bangkok, componentes químicos con los que se pueden fabricar explosivos
Las amenazas terroristas se produce en medio de las tensiones de Estados Unidos e Israel por el programa de enriquecimiento nuclear de Irán, uno de los patrocinadores de Hezbollah junto a Siria.
Tailandia, uno de los destinos turísticos preferidos de los jóvenes israelíes, ejerce un control laxo en las aduanas para atraer al mayor número de visitantes. EFE y Aurora
Anuncios

Un iraní pierde las dos piernas en una explosión en Bangkok

Deja un comentario

Un iraní perdió hoy las dos piernas en una explosión ocurrida al lado de un colegio de Bangkok y que además dañó un cabina de teléfonos y un taxi, informaron fuentes policiales.
Según la televisión tailandesa, el herido es un ciudadano de nacionalidad iraní llamado Saeib Morabi que portaba una bolsa negra con explosivos.
El teniente coronel Witthaya Poonsin, subdirector la Policía de Klong Tan, explicó que el iraní primero arrojó una granada a un taxi que intentó alquilar y luego, al verse perseguido por agentes del orden, lanzó otro artefacto, pero se le escapó de las manos y estalló destrozándole las dos piernas.
Morabi ha sido trasladado al hospital Chulalongkorn para recibir atención médica.
Otras cuatro personas resultaron con heridas leves en ambas explosiones.
El conductor del taxi, Sanchai Boonsoonnern, confirmó esta versión al programa de televisión Rawangpai y añadió que al ver que el “farang” (foráneo), a quien no quiso llevar porque tenía pinta sospechosa, había dañado su vehículo empezó a llamar a la policía y pedir socorro, mientras el agresor escapaba.
Al verlo huir, se lanzó en su persecución sin dejar de requerir auxilio hasta que el iraní volvió a meter la mano en la bolsa y sacó otra granada que cayó al suelo y estalló, según Sanchai.
Los incidentes ocurrieron por esta tarde en la calle Sukhumvit 71 y junto a la escuela Kasempithaya, en una barriada de Bangkok.
El primer artefacto explosivo dejó en la calzada un agujero de medio metro longitud y treinta centímetros de profundidad que causó grandes daños a la parte delantera del taxi.
La Policía ha acordonado la zona y desviado el tráfico mientras se lleva a cabo la investigación de los hechos.
Un portavoz gubernamental, Thitima Chaisaeng, apuntó que el iraní residía en un apartamento en el barrio de Ekkamai, donde antes de los sucesos relatados hubo otra detonación.
El jefe de la policía de Klong Tan, Sitthiparp Baiprasert, apuntó que el iraní tenía alquilado un apartamento en la calle Soi Pridi Phanomyong 36, donde habitaba con otros dos compatriotas, a los que las fuerzas de seguridad buscan para interrogar. EFE

Descubren 400 cajas con material explosivo en Bangkok

Deja un comentario

La policía de Tailandia halló 400 cajas de nitrato de amonio y fertilizante de urea, destinados la fabricación de explosivos, durante un operativo en el que se desbarató un atentado terrorista planeado por el grupo chií libanés Hezbollah, contra objetivos israelíes y judíos en ese país asiático.

El frustrado atentado tenía como meta vengar la muerte del comandante de la organización pro-iraní, Imad Mughniyeh, el 12 de febrero de 2008.

El material estaba escondido en cajas de ventiladores eléctricos en un depósito situado a 35 kilómetros
al sureste de la capital, Bangkok. La policía llegó al lugar guiada por Atris Hussein, un libanés con ciudadanía sueca, miembro de la célula encargada de la ejecución del atentado. “El libanés dijo que el material no tenía como fin la realización de un atentado en el país; sino que debía ser llevado al exterior”, expresó un oficial de la policía local.

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad locales están tratando de detener a otro operativo de la célula. El Servicio de Seguridad de Israel (Shabak) estima que se trata de Naim Haris, jefe de reclutamiento de Hezbollah, por su parecido con el retrato robot difundido por la policía tailandesa.

Desbaratan atentados terroristas contra embajada de Israel y sinagogas

Deja un comentario

Las autoridades de Tailandia revelaron que dos presuntos operativos del grupo terrorista chií Hezbollah viajaron a Bangkok con un pasaporte libanés y otro sueco. Uno de los sospechosos fue detenido y el otro logró darse a la fuga.

El ministro de Defensa, Yutthasak Sasiprapa, precisó al periódico Bangkok Post, que ambos podrían haber planeado “ataques con coche bomba contra lugares importantes tales como la Embajada de Israel, sinagogas, agencias de viaje israelíes y restaurantes frecuentados por israelíes”.

La primera ministra, Yingluck Shinawatra, confirmó que las autoridades tailandesas recibieron de Estados Unidos información sobre un probable atentado terrorista.

En tanto que el jefe de la policía de ese país precisó que la situación “ha sido puesta bajo control” y que
la división especial de seguridad halló que los dos individuos que viajaron desde el Líbano pararon cerca de la avenida Khao San, pero lograron escapar cuando la policía hizo un allanamiento su habitación. Uno de los sospechosos fue detenido en el Aeropuerto Suvarnabhumi.

El ministro de Defensa de Tailandia manifestó que la inteligencia israelí contactó a oficiales tailandeses el 22 de diciembre con información sobre dos o tres sospechosos que podrían estar planeando un ataque. Sin embargo, los individuos viajaron hacia el sur y abandonaron el país asiático.

Los servicios secretos israelíes volvieron a alertar a los funcionarios de Bangkok nuevamente el 8 de enero sobre el peligro de un atentado entre el 13 y 15 de enero, en zonas donde suelen haber grandes concentraciones de turistas occidentales, tales como la avenida Khao San, popular entre los mochileros.