EEUU teme un ataque de Israel contra Irán

Deja un comentario

Estados Unidos está trabajando en varios frentes con el objetivo de presionar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para que imponga sanciones más duras contra Irán, de acuerdo con un reporte del periódico Yediot Aharonot.
Un alto oficial del Departamento de Estado norteamericano afirmó que crece el temor entre los miembros de la administración Obama en vísperas del reporte de la OIEA (la agencia multinacional encargada de monitorear la no proliferación de armas nucleares), -que, según versiones extraoficiales, revelaría un considerable progreso en el desarrollo del programa militar nuclear de Teherán-, a publicarse en noviembre.
Según el rotativo, Washington teme que el informe de la OIEA dispare una ofensiva israelí contra las instalaciones nucleares de la República Islámica, que no estaría necesariamente en consonancia con los intereses de EEUU en la región.
El oficial dijo que la reevaluación de un ataque israelí sobre Irán se basa en varias maniobras que Israel ha llevado a cabo en los últimos años.
El gobierno de Obama está ahora ejerciendo más presión sobre Teherán para tratar de disuadir a Israel, para que no tome ese camino, señaló la fuente.
En este sentido, Washington está presionando a China y a Rusia que
actualmente se oponen a que se publique el reporte de la OIEA. El informe podría abochornar a ambos países que rechazan firmemente sanciones más duras contra Irán.
El oficial estadounidense sostiene que es posible que el informe de la OIEA, sumado a la evaluación estadounidense de un potencial ataque israelí contra Irán, podría alentar a Rusia y a China a que apoyen la iniciativa de EEUU para profundizar las medidas punitivas contra Teherán.
Estados Unidos ha convocado al Consejo de Seguridad para que condene el intento de Irán de asesinar al embajador de Arabia Saudita en Washington.
Hace algunos días, fue informado que muchos israelíes están preocupados porque estiman que el primer ministro, Biniamín Netanyahu, y el ministro de Defensa, Ehud Barak, podría decidir un ataque contra los reactores atómicos de Irán. Estados Unidos teme que una acción como esa podría provocar un terremoto en la región.
Por su parte, el periódico New York Times informó de que Estados Unidos planea reforzar su presencia en el Golfo Pérsico tras la retirada de sus tropas de Irak.
El despliegue incluiría la reposición de nuevas fuerzas de combate en Kuwait, que podrían responder a un colapso de la situación en Irak o a una confrontación militar con Irán.

Mientras tanto Ehud Barak, afirmó que él y el primer ministro, Biniamín Netanyahu, aún no han resuelto una ofensiva de ese tipo.
“No se precisa ser un genio para entender que en Israel en 2011 dos personas no pueden decidir algo por su cuenta”, aseguró el responsable de la cartera de Defensa en una entrevista concedida a la radio del Ejército. “Eso podría haber sido en el Israel de 2006. En el Ministerio de Defensa hay miles de páginas que discuten el tema, en presencia de docenas de ministros, personal militar y expertos”.
Barak respondió a la cuestión sobre la falta de debate público en relación al tema señalando que “el programa nuclear iraní ha sido debatido públicamente durante años en Israel. Hay infinitos reportajes y debates públicos. Nosotros no escondemos lo que pensamos. No obstante, existen cuestiones operacionales que no las vamos a discutir públicamente; porque se volvería imposible llevarlas a cabo”.
Barak reiteró que Irán presenta una amenaza a la estabilidad del Oriente Medio y del mundo, y que todas las opciones están sobre la mesa en términos de cómo actuar con respecto a la República Islámica.
“Pienso que se debe presionar diplomáticamente y con sanciones a Irán”, precisó Barak.
El responsable de la cartera de Defensa añadió que Irán ha sido el tema central que los líderes israelíes han discutido con otros dirigentes mundiales, en los últimos años.
“Hay una gran convergencia entre Estados Unidos y nosotros con respecto al diagnóstico y la caracterización de la operación en Irán”, manifestó Barak. “Sabemos cuales son los objetivos de la dirigencia iraní, su determinación y como son sus evasivas frente al mundo. Sabemos lo que pasó en Pakistán y en Corea del Norte, y vemos la inmunidad que tienen por ello. Uno debería preguntarse: ¿Hubiera intervenido Europa en Libia si Gaddafi hubiera tenido armas nucleares? ¿Hubiera derribado EEUU a Sadam Hussein si hubiera tenido armas nucleares?”
Barak manifestó que el público israelí no debería preocuparse por la amenaza que representa la República Islámica.
“Yo me niego a ser intimidado, como si Irán podría destruir a Israel”, subrayó Barak. “Israel es el país más poderoso, desde Trípoli hasta Teherán. No hay ninguna razón para temer”.
Asimismo, Barak negó en la entrevista que Israel haya negociado un alto el fuego con la Jihad Islámica, tras la escalada de violencia en el sur del país y en la franja de Gaza, de los últimos días. El ministro responsabilizó a Hamás por todo lo que ocurre en Gaza.

Por su parte parlamentarios ultraconservadores contrarios al presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, presentaron una nueva moción para interrogarlo en la Cámara legislativa tras haberse desestimado esta misma semana otra similar por no tener el suficiente respaldo.
La moción, firmada por 73 de los 290 parlamentarios, la recibió el presidente en funciones del Parlamento iraní, Mohamad Reza Bahonar, y supera el 25 por ciento de rúbricas necesarias para convocar a Ahmadineyad a una sesión de control, equivalente a una censura.
La anterior moción se presentó con cien firmas, pero esta misma semana fue desestimada tras informarse de que 31 de los signatarios habían retirado su rúbrica y que, por tanto, se quedaba con 69, menos del 25 por ciento exigido por la Constitución.
Un amplio grupo de parlamentarios ultraconservadores, que al principio de la legislatura apoyaron a Ahmadineyad, se han convertido en sus mayores detractores dentro del régimen y acusan al entorno del presidente de “desviacionismo” y de poner en duda la preeminencia del poder religioso en el sistema.
Una mayoría de parlamentarios se han unido alrededor del líder de la Cámara, Alí Lariyaní, una de las principales figuras políticas del país y ahora rival de Ahmadineyad, para formar el
grupo de los “principalistas”, el ala más conservadora, que asegura defender las esencias del régimen islámico.
Los principalistas pretenden unirse en un sólo frente para copar los 310 escaños que se espera que se elijan en los próximos comicios legislativos, que han de celebrarse a principios de marzo de 2012 en Irán, previos a los presidenciales, previstos para 2013.
Algunos diputados y otros elementos ultraconservadores adversarios de Ahmadineyad, también considerado un ultraconservador, apuntan que se podría recurrir a unas recientes declaraciones del líder supremo iraní, ayatolá Ali Jamenei, en las que señalaba que, “en el futuro”, se podría cambiar la Constitución para pasar de un régimen presidencialista a otro parlamentario.
Para estos, se podría prescindir del presidente, de elección popular y directa, y el Parlamento designara un primer ministro, que tendría una dependencia mucho mayor del legislativo y del poder religioso, encabezado por el líder supremo, que supervisa toda la actividad política y judicial en régimen teocrático iraní.
Al mismo tiempo que se vuelve a pedir la convocatoria de Ahmadineyad ante el legislativo, el Parlamento también ha convocado a los ministros de Economía y de Energía, para interrogarles y juzgar su gestión en sendas mociones de censura que se deben ver en los próximos días. EFE

Anuncios

Proceso de paz: israelíes y palestinos comenzarán negociaciones directas

Deja un comentario

El primer ministro Biniamín Netanyahu tiene la intención de liderar las negociaciones directas con los palestinos, a inaugurarse en Washington el 2 de septiembre. Netanyahu comunicó que las mismas se centrarán en arreglos de seguridad, antes de abordar el asunto de fronteras definitivas.
En declaraciones a puertas cerradas, Netanyahu dijo que el éxito de las conversaciones dependerá de un acuerdo entre los líderes. “Quiero llegar a principios de acuerdo con los dirigentes palestinos y no habrá necesidad de muchos equipos de negociadores y cientos de reuniones. Si obtengo la seguridad de que ningún misil caerá en Tel Aviv, será posible avanzar rápidamente hacia un acuerdo de entendimiento”, fue citado por el diario Haaretz.
El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y el rey Abdala de Jordania también asistirán a la reunión en Washington que relanzará las conversaciones directas de paz entre palestinos e israelíes.
Un alto funcionario de la Casa Real jordana, y el portavoz de la Presidencia egipcia, Suleiman Auad, anunciaron cada uno que los dirigentes árabes han aceptado la invitación de su colega estadounidense, Barack Obama
La secretaria de Estado, Hillary Clinton, indicó que Obama había invitado también a los mandatarios de Egipto y Jordania a asistir a la conferencia, teniendo en cuenta su “papel crítico” en este esfuerzo de llevar la paz a Oriente Medio.
Además, Obama mantendrá el 1 de septiembre reuniones bilaterales con los cuatro líderes, seguidas de una cena, a la que asistirá también el representante del Cuarteto para Oriente Medio, Tony Blair.
Tanto Clinton como enviado el especial de Estados Unidos, George Mitchell, dijeron durante el fin de semana que las negociaciones tendrán como objetivo llegar a una solución permanente y el establecimiento de un estado palestino dentro de un año. Se dijo que las negociaciones se centrarán en todas las cuestiones fundamentales: Jerusalén, fronteras, refugiados, seguridad, asentamientos y el agua.

Fuente: EFE y Aurora Digital

Netanyahu no participará en la cumbre nuclear de Washington

Deja un comentario

Por Aurora Digital

El primer ministro Biniamín Netanyahu (foto), finalmente no participará en la cumbre sobre seguridad nuclear, que se celebra el 12 y 13 de abril en Washington, por temor a una emboscada de países vecinos que también están invitados.
“En los últimos días hemos tenido información de que hay algunos interesados en aprovechar la cumbre para atacar a Israel y por eso el primer ministro ha decidido no participar”, dijo hoy una fuente del gobierno israelí.
La decisión la tomó ayer Netanyahu tras asesorarse con su equipo, en una reunión a última hora en la que, surgió que varios países árabes y musulmanes también invitados tienen la intención de exigir a Washington la inclusión de Israel en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP).
“Deseábamos mucho participar. Nosotros estamos a favor de los principios de la cumbre, que es la seguridad en torno a instalaciones nucleares y evitar que materiales nucleares caigan en manos de terroristas”, abundó la fuente sobre la supuesta intención de algunos participantes de salirse de este tema.
En el pasado, países vecinos como Egipto y Turquía exigieron que también Israel sea puesto bajo control del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), por lo que el gobierno de Netanyahu teme que la demanda vuelva a surgir y que el presidente estadounidense, Barack Obama, la respalde de alguna manera.
En lugar del jefe del Gobierno participará en la cumbre el viceprimer ministro y ministro israelí de Servicios de Inteligencia, Dan Meridor, así como el director de la Agencia Israelí para la Energía Atómica, Shaul Horev, y el asesor de Seguridad Nacional de Netanyahu, Uzi Arad.
La cita de Washington responde a una iniciativa del presidente Obama y reunirá a líderes y delegaciones de 47 países, incluido Estados Unidos.