Para la mayoria de nosotros, una rosa es una flor hermosa que florece en arbustos entre espinas. Para el herrero Yaron Bob, puede florecer a partir de un cohete kassam.
Maestro de arte de 38 años, Bob ha pasado el ultimo año fundiendo misiles disparados a Israel por Hamas para convertirlos en rosas de metal.
Bob vive en el Moshav Yated en el Neguev occidental, situado en la frontera donde Israel, Egipto y Gaza se encuentran.
Durante la Operacion Plomo Fundido, Bob tuvo una urgencia para crear algo de los misiles que habian estado cayendo por ocho años. A los ojos del mundo, Israel es a menudo observada negativamente, y es altamente importante para el mostrar quienes son realmente los israelies.
“Israel no arroja precisamente cohetes a la gente. Y cuando estos son arrojados a nosotros, yo los convierto en rosas”, el dijo la semana pasada. “Es poderosamente significativo cuando un misil que es utilizado para asesinar es convertido en signo de belleza, crecimiento y prosperidad.”
Asi, Bob ha producido aproximadamente 150 rosas utilizando Kassams que la Policia de Israel ha recogido. Con solo la ayuda de un martillo, yunque y horno, Bob las moldea completamente solo, tomando aproximadamente unas tres horas por rosa. Cada rosa es soldada a una base metalica con la forma de un mapa de Israel, mostrando el lugar donde el Kassam cayo.
Mientras Bob ha vendido las rosas a traves de su website, mayormente a judios americanos, el continua haciendo mas.
“Son gente del exterior, que tienen la rosa en su living, lo que me hace feliz. Esta es mi contribucion a Israel”, dijo.
En octubre, dos inmigrantes americanos- Chaim Pinsky y Michael Gerbitz – conocieron a Bob y amaron su idea. Ellos decidieron utilizar “rosas de Kassams” como una herramienta para promover la solidaridad entre los partidarios de Israel.
A traves de un empresa conjunta con Operation Lifeshield, una firma que provee a las comunidades israelies de refugios para ataques aereos, las rosas estan siendo comercializadas a norteamericanos, con las ganancias yendo a levantar refugios para los residentes de Ashkelon. Los precios de los refugios estan entre $19,000 y $36,000.
“Nuestro objetivo es recaudar $250,000 vendiendo 5,000 rosas al precio de $225 o $275 por rosa,” explico Pinsky. Al menos

$50 dolares de cada adquisicion va hacia los refugios, el agrego. “Nuestro intento es hacer un futuro pacifico y mejor”, dijo Pinsky. “El mensaje esta claro: Toma un cohete, un signo de destruccion y desesperacion, y transformalo en una bella rosa- nuestro simbolo de esperanza y tranquilidad.”

Las rosas ya han sido presentadas al Senador americano John Kerry, a la Secretaria de Estado Hillary Clinton y al Secretario General de la ONU Ban Ki-moon.
“Tener la rosa en el living de Clinton o el Secretario de la ONU pone a Israel en la cima de sus pensamientos”, dijo Bob.
Una rosa sera tambien presentada al alcalde de Ashkelon, Benny Vaknin el domingo, en una ceremonia para anunciar y comenzar el nuevo proyecto.
Fuente: http://www.rocketsintoroses.com.

Anuncios